Iglesia de la Santa Cruz

Este edificio de culto comenzó a construirse a mediados del siglo XVI (la capilla de Santiago), pero la mayor parte de su fábrica se corresponde con la siguiente centuria (el presbiterio y la nave).

La capilla de Santiago está rematada por una bóveda que apoya sus pilares sobre semicolumnas de orden jónico. Su imagen titular, Santiago peregrino, se encuentra en el Museo Diocesano de Santander desde 1975.

Los trabajos para la construcción de su torre comenzaron en 1702. La obra fue dirigida por José de Cicero que planificó una estructura en tres cuerpos, los dos primeros muy macizos en mampostería, y el tercero, el campanario, con una decoración de carácter barroco, basado en elementos clasicistas tales como arcos de medio punto y pilastras cajeadas, además de molduras en friso y cornisa. Los repetidos retranqueos de sus elementos ornamentales hacen que la superficie mural parezca en movimiento de igual manera que ocurre en la arquitectura burgalesa de la segunda mitad del siglo XVII.

Época

Mediados del siglo XVI

Arquitectura

Edificio religioso con columnas jónicas y decoración de estilo barroco

Uso Actual

Se siguen oficiando actos religiosos