Ermita de San Román de Escalante

Este edificio religioso con una sola nave de reducidas dimensiones, representa en cambio uno de los elementos más emblemáticos de la localidad de Escalante, al tratarse de uno de los escasos ejemplos del estilo románico que ha perdurado en nuestra región a lo largo del tiempo. Además la importante riqueza escultórica que atesora le sitúan entre las obras más destacadas de Cantabria.

Debido a la limpieza de su fábrica hace que su estructura sea poco llamativa, sus muros, muy macizos, están elaborados con mampostería y se refuerzan con sillares en los esquintales. Pequeños canecillos geométricos y de animales soportan su cornisa. A los pies se sitúa una españada de pequeño tamaño y un sencillo ábside semicircular remata la cabecera.

Sin embargo, en su interior pueden contemplarse decorando algunos de sus elementos arquitectónicos diferentes relieves de la época que representan escenas con elementos figurativos de excelente calidad artística.

Época

Tesoro escultórico de la época romana

Arquitectura

Edificio religioso de estilo románico

Uso Actual

Se siguen oficiando actos religiosos